¿Qué tipo de anestesia recibiré?

28 octubre, 2014 by sauweb

Los Anestesiólogos son profesionales médicos altamente capacitados, que saben emplear una gran cantidad de agentes y técnicas para mantenerlo libre de dolor durante la operación.

La selección final del agente anestésico se basa fundamentalmente en el tipo de operación que le será efectuada, en su historia clínica previa, y en los datos que obtendrá el Anestesiólogo durante la consulta preanestésica y otras circunstancias, entre las cuales pueden incluirse sus preferencias. En esencia hay tres tipos principales de técnicas anestésicas:

Anestesia general

La anestesia general, duerme todo el cuerpo. Ud. perderá la noción y el recuerdo de las cosas que lo rodean o que sucedan durante el acto operatorio. Este efecto se logra administrando un número variable de fármacos (a veces más de una docena) algunos de estos por vía intravenosa y otros se inhalan en forma de gases o vapores produciendo rápidamente sueño en una forma suave y placentera.

Para su tranquilidad, un dato importante que debe recordar, es que el Anestesiólogo NUNCA administra “más anestesia” de la necesaria.

El Anestesiólogo busca el resultado deseado, calculando permanentemente las dosis en forma muy exacta, para ajustar el nivel de anestesia a las necesidades de la intervención y a las características de cada paciente.

En la Anestesiología moderna no tiene cabida la expresión “lo pasaron de anestesia”.

Frecuentemente, con el fin de que los pulmones reciban suficiente oxígeno, el Anestesiólogo colocará un tubo a través de su boca hasta alcanzar la parte superior de su aparato respiratorio. Este procedimiento lo realizará el Anestesiólogo cuando Ud. esté dormido y por lo tanto no tendrá ninguna sensación ni recuerdo de su colocación. De la misma manera el tubo le será retirado antes de que esté despierto, salvo la posibilidad de que quede con tubo, cosa que le será informada, por lo cual, tampoco en dicha oportunidad, percibirá nada extraño que le produzca sensaciones desagradables o incomodidad, las pequeñas molestias que la colocación del tubo pueda ocasionarle después de la operación (un poco de ardor en la garganta al tragar) son insignificantes en comparación con los beneficios que su colocación aporta a la seguridad de su oxigenación durante la operación.

Una vez finalizada la intervención, el anestesiólogo revierte el efecto de la medicación anestésica y el paciente recobra la conciencia y el control de sus funciones vitales, en un plazo más o menos largo que varía según el paciente y la intervención.

Anestesia regional.

La anestesia regional consiste en producir la insensibilidad de una región del cuerpo y no la de su totalidad.

Para ello, el Anestesiólogo inyecta una determinada solución de anestésico cerca de los nervios que reciben la sensibilidad de dicha zona.

Hay diversas técnicas, dependiendo de la zona a operar, pero las más empleadas son la peridural (o epidural) y la raquídea (o espinal), en las cuales el anestésico se inyecta en el canal medular que forma parte de la columna vertebral, mediante una punción en la espalda y se anula la sensibilidad de la parte baja del cuerpo.

De esta manera Ud. puede permanecer despierto si así lo desea, o si el Anestesiólogo considera que es lo más apropiado y seguro para su caso. Pero de cualquier manera, no sentirá ningún dolor proveniente de la zona operatoria. Aunque no esté totalmente dormido el médico Anestesiólogo vigilará sus condiciones clínicas tan fielmente como durante una anestesia general.

Anestesia local.

La anestesia local consiste en inyectar anestésicos directamente sobre los tejidos de la zona que se va a intervenir.

Se emplea para intervenciones menores sobre partes muy circunscritas, como la mano, el pie o el ojo.

Ud. seguramente habrá recibido este tipo de anestesia para un tratamiento odontológico.

Generalmente la aplica el propio cirujano y Ud. permanecerá despierto y alerta durante el acto quirúrgico.

 Si el cirujano considera que su seguridad o tranquilidad lo requiere, podrá contar con la asistencia del médico Anestesiólogo quien estará a su lado para vigilar su estado físico exactamente igual que lo hace durante una anestesia regional o una general. Al igual que durante una anestesia general puede recibir sedantes por vía intravenosa para tranquilizarlo durante la operación.

También el Anestesiólogo puede considerar conveniente hacerle inhalar un paco de oxigeno con una máscara o con un pequeño tubito plástico que se le colocará cerca de la nariz.

logo-footer

La “Sociedad de Anestesiología del Uruguay» (S.A.U.) es una sociedad sin fines de lucro fundada el 9 de enero de 1948, con domicilio legal en Montevideo, y con personería jurídica desde el 24 de marzo de 1954.

Copyright Sociedad de Anestesiología del Uruguay 2021