Nota Diario El País. «Anestesistas: el oficio de hacer dormir»